«

»

abr 15

[TV] El ministerio del tiempo

[TV] El ministerio del tiempo

El pasado lunes se emitió en TVE “La leyenda del tiempo”, el octavo y último episodio de la primera temporada de El ministerio del tiempo. Antes de que pase el tiempo y se me empiecen a olvidar detalles voy a hablar sobre qué me ha parecido, aunque os adelanto que va en consonancia con lo que ya comenté en esta entrada.

Las series españolas no suelen gustarme. No tratan temáticas que me motiven y por ello siempre las he dejado de lado. El ministerio del tiempo, sin embargo, ha sabido captar mi interés con su propuesta de viajes en el tiempo, historia y cultura españolas. ¿Si en Doctor Who le han sabido sacar partido al pasado del Reino Unido, por qué no íbamos a poder nosotros? Y hablando de la serie británica, reconozco que con los primeros anuncios pensé que esta serie sería una copia a la española, pero me equivoqué.

Me hubiera gustado que desarrollaran más la trama principal

¿Qué puedo añadir respecto a lo que ya comenté hace casi un mes? Los ocho casos presentados han sido bastante entretenidos, aunque tengo la impresión de que el equipo de la serie se encuentra más cómodo con las tramas situadas en épocas más lejanas a la actual. Tampoco me extraña teniendo en cuenta que se trata de los responsables de la serie Isabel. De hecho, el crossover que hicieron entre ambas ficciones fue un gran acierto.

La audiencia ha respondido a la propuesta de TVE, si bien no tanto en audiencia como en el impacto que ha generado en las redes sociales. Las cuentas en Facebook y Twitter han estado muy activas, generando debate y hashtags con nada nuevo episodio. Los ministéricos, el nombre que se le ha dado a los fans de la serie, se encargaron de generar expectación y todo tipo de contenidos entre capítulo y capítulo, como el juego de rol creado por un profesor de historia para sus alumnos.

Pero no es oro todo lo que reduce, y El ministerio del tiempo tiene cosas que no me convencieron tanto. Me hubiera gustado que desarrollaran más la trama principal, lo que esconde realmente el ministerio y sus responsables, en lugar de centrarse tanto en los problemas de los protagonistas (especialmente de Julián). Por otro lado, aunque lo normal es que el último capítulo de una temporada deje el listón en todo lo alto, en este caso fue el séptimo episodio el que tuvo más sabor a final de temporada.

Lo bueno es que ya sabemos que habrá segunda temporada, aunque a saber cuándo. Lo ideal sería tener que esperar cerca de un año, como con las series americanas, para poder disfrutar de la mejor producción posible. Mientras esperamos es un buen momento para… ¿adivináis? Claro que sí, para leer Las puertas de Anubis, la novela de Tim Powers en la que Pablo y Javier Olivares se inspiraron para crear su serie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>